Catedral de Sal + Zipaquirá

A tan solo 48 kms al Norte de Bogotá, en un pueblo llamado Zipaquirá, municipio cabecera de la provincia de Sabana Centro de Cundinamarca, se encuentra la majestuosa Catedral de Sal ⛪️. Considerada como uno de lo logros arquitectónicos y artísticos mas notables de la arquitectura colombiana, única en su estilo, al encontrarse a 180 metros bajo tierra, tallada completamente en sal.

Reconocida como la primera maravilla de Colombia, fue incluida y catalogada en el libro ¨RIPLEY´S BELIEVE IT OR NOT¨, como el único templo subterráneo del mundo 🌎

Guía de viaje: Copán Ruinas

¿Recuerdas que para el año 2012 se había anunciado el ¨Fin del mundo¨? Presagiado supuestamente por el calendario de una civilización mesoamericana, la misma que, durante un poco más de dos milenios se destacó en aspectos como: astronomía, comprensión de la ecología, agricultura, escritura, arte, arquitectura, matemática —se dice que inventaron el número 0. ¿Lo recuerdas?
El lugar y guía de viajes que traigo en esta ocasión, tiene que ver con dicha civilización. Son las famosas Copán Ruinas.
Si quieres conocer más detalle sobre este sitio, y este pueblo, te dejo la info recolectada aquí 👇

Guía de viaje: Utila

Con Utila tuve un romance apasionado, de esos que no se pueden negar. De esos que, sin decir nada y con tan sólo miradas lo dices todo, incluso más de lo que deseas, de esos romances donde la chispa es candela pura. Puedo decir que, con Utila tuve un amor a primera vista.

Guía de viaje: Roatán

Agua color turquesa, tan cristalina que se ven las estrellas de mar bailar al son del jazz que canta el mar, cada vez que el viento le susurra al oído. A lo largo, las embarcaciones, se antojan del swing de las estrellas y casi en sincronía, se unen al baile. El sol atraviesa cada cm de mi piel, mientras que la arena fina y blanca, se desliza muy sensualmente entre los dedos de mis pies con cada paso que doy…….¡Y no!!, no es un texto copiado de algún libro, es la descripción de mi impresión y primeros pasos en Roatán, Honduras

Día 7: ¡¡¡A Utila las maletas!!!

A pesar que, no me hospedé en un resort frente al mar, no comí en los mejores restaurantes, no estuve tomando margaritas en la playa todo el día —mi cuerpo decía sí, pero mi bolsillo decía no— me voy de esta isla con una tremenda sonrisa en el rostro, con el recuerdo del color transparente del mar, el sabor de esa baleada de la gasolinera de la esquina, la simpatía de la señora que la prepara, la calidez de su gente, las sonrisas sólo porque sí, el ¨buenos días¨ de todas las personas que me cruzaba en el camino hacia la playa, los días de buceo con Vivi, mis nuevos amigos de la zona —¿Los volveré a ver alguna vez en mi vida?—. Puede ser que no…. puede ser que sí, sólo el tiempo lo dirá, pero nuestros caminos, por pequeños que fueron, tuvieron un por qué

Día 6: ¡¡A mover el bote!!! 💃

Cuántas veces hemos escuchado la frase ¨El ritmo se trae en las venas¨, y a pesar que nací en un país caribeño, bailando al ritmo de ¨🎶 alza la mano si tú estas gozando, alza la mano si tú estas gozando, muévelo, muévelo (que sabrosa)….🎶¨ —los que son de mi generación conocen esta canción y en algún momento de sus vidas, levantaron la mano 🙋🏼—. Jamás se compara al ritmo de la étnia garífuna al bailar punta.

Día 5: Déjate sorprender…

Bloguito son varios días desde que no te pongo al día, en realidad semanas, bueno, está bien 🤥, meses para ser un poco más honesta. Excusas para inventarte tendría muchas, como que…. no he tenido internet —en realidad si he tenido, pero es un poco lento—, que no hay luz, que se me perdió el cargador de la compu —por poco y sí se me pierde—, que se vino una tormenta tropical y tuve que evacuar o que los aliens 👽 se han apoderado del meridiano en donde estoy y producto de la invasión no he podido escribirte.

Día 4: Turismo Responsable

     Bloguito (te estoy empezando a tomar cariño) al igual que los últimos días, comienzo muy  temprano en la mañana, desayuno, camino por la calle sin aceras rumbo a la playa,  y cada día que pasa, me siento más como una isleña, traté de mejorar mi pinta de ¨turista¨ pero parece que es una ardua labor que aún no logro dominar.

     Me gustaría hacer un llamado al turismo responsable (el concepto no me lo inventé yo) el cual básicamente consiste en contribuir con el mantenimiento y la protección de los bienes patrimoniales, culturales y naturales de los destinos que visitamos.